Innovación Social

La investigación en innovación social desarrollada por Sinnergiak Social Innovation desde el año 2012 ha estado guiada por cinco principios básicos:

  1. La investigación en innovación social debe estar orientada a resultados. Esto es lo que llamamos la oferta social que atiende a una demanda social insatisfecha, en línea con la visión de la Comisión Europea (European Commission, 2010b).
  2. La medición de las actividades de innovación social y su impacto emergen como una de las dimensiones claves para el fomento de la innovación social tanto a nivel regional como a nivel organizacional (European Commission, 2011, 2012a; Oeij et al., 2010).
  3. Exploramos la Innovación Social como un espacio creativo que articula tecnologías (incluyendo las sociales) (Nelson y Nelson, 2002) y conocimientos (tácitos y explícitos) (Ambrosini y Bowman, 2008; Bresnen et a, 2003) típicos de los procesos de innovación más genéricos.
  4. Las innovaciones sociales (así como los problemas) están localizados, y por lo tanto, las soluciones también deben ser localizadas. Esto no quiere decir que muchas de estas soluciones no puedan globalizarse, escalarse o transferirse hacia otros entornos (European Union, 2010; Murray et al., 2010).
  5. Defendemos que las Innovaciones Sociales se formalizan a través de mecanismos de cooperación de personas y/o organizaciones (Goldenberg, 2010; Goldenburg et a, 2009; Hazelkorn, 2009; Kanter, 1999). Por lo tanto, se trata de sistemas de colaboración para identificar demandas, desarrollar procesos y productos y aplicarlos de manera innovadora para resolver problemas.